En la vida laboral existen muchas situaciones que nos hacen sentir vulnerables, agobiados y desubicados, el estrés generado por las rutinas, las largas reuniones, los cronogramas incumplibles, los imprevistos que deben resolverse de inmediato se convierten en dolores de cabeza, problemas que debemos resolver para sobresalir y ser mejores.

Pero, pocas cosas son tan agobiantes y difíciles como empezar un nuevo trabajo, saber que llegas a un ambiente desconocido sobre el que todavía no tienes control, saber que te encontrarás con un montón de gente y procesos que no conoces y que no sabes cómo te van a recibir, el no saber con qué te vas a encontrar puede generar más ansiedad que muchas cosas en la vida, las primeras semanas se tornan difíciles, te sientes en la necesidad de preguntar una y otra vez lo que te genera dudas y eso, posiblemente, puede molestar a tus nuevos compañeros, empiezas a sentir que tal vez no tomaste la mejor decisión y que deberías estar en otro lugar.

Esto nos pasa en mayor o menor medida a todos cuando decidimos aceptar un nuevo empleo, tenemos mucha expectativa por lo que encontraremos, pero al mismo tiempo mucha ansiedad por todo lo que debemos aprender y, es justamente ahí, donde un proceso de inducción completo y estructurado puede ayudar a disminuir los niveles de ansiedad y mejorar el desempeño del nuevo colaborador en nuestra empresa.

Cuando hablamos de inducción nos referimos a más que recibir al nuevo colaborador y mostrarle cuál será su puesto de trabajo y cuáles serán sus nuevos compañeros, hablamos de realizar un acompañamiento continuo durante las primeras semanas, incorporarlo de a poco en la cultura empresarial y en las tareas que desarrollará verificando que la información es clara y asimilada correctamente, debemos tener en cuenta que es una persona que no conoce mucho sobre la organización y la forma de trabajo, por lo que debemos acompañarlo lo más que sea posible, poco a poco notarás que el acompañamiento debe ser menor y el nuevo trabajador podrá realizar su trabajo sin problemas, esto sólo se logra con el paso de los días y la interacción con procesos y el personal.

Sabemos que para las empresas es difícil implementar un Plan de Inducción que ayude a que la adaptación del nuevo colaborador sea fácil y oportuna, que los niveles de errores disminuyan y que rebajen los indicadores de rotación temprana, por eso queremos recomendarte algunos pasos para que asegures que tu empresa recibirá muy bien a sus nuevos colaboradores.

  • Comparte más que la información corporativa: Es muy importante contarle al nuevo colaborador sobre la misión, visión, objetivos de la compañía, pero este también es un espacio para que le cuentes sobre la cultura de la empresa, cuéntale cómo se trabaja, con quienes deberá interactuar, que bondades encontrará en su equipo de trabajo, recuerda que debemos motivarlo y lograr que se comprometa.
  • Desde el primer día inclúyelo en los flujos de información de la compañía: Si durante la ejecución de las tareas se debe realizar alguna actualización en la información que se maneja o en la forma de trabajo asegúrate que el nuevo trabajador tenga acceso a ella de forma directa, si la información le compete directamente no permitas que se entere por otros medios, si es así se sentirá excluido y esto hará que se sienta inseguro, lo que hará que se sienta en el lugar equivocado.
  • Asegúrate de que comprende cuál es la importancia de su trabajo: Al no conocer los procesos de la empresa es fácil pensar que un procedimiento “sobra” porque no sabemos para qué se necesita, si al empezar tiene mucha información o mucho trabajo optará por eliminar inconscientemente lo que no ve “importante”; si le explicas la importancia de los procedimientos y de la información que maneja seguramente lo recordará y lo realizará con gusto, así minimizamos las posibles intermitencias en la información.
  • Dale la oportunidad de proponer: No hay nada mejor que sentirnos útiles y de ver que nuestras ideas son tenidas en cuenta, permítele que proponga alternativas para hacer las cosas, es posible que encuentres una opción para mejorar los procesos y maximizar los beneficios, de esta forma se sentirá cada vez más comprometido y vinculado con la compañía.

Esperamos que estas recomendaciones ayuden a que tu proceso de inducción sea más efectivo, si crees que debemos tener algo más en cuenta te invitamos a que nos cuentes en los comentarios.

¡Felicidades!